Viaje a San Francisco: mi experiencia

En mi viaje por la costa oeste hicimos una parada corta en San Francisco solo por el simple hecho que era un lugar al que teníamos que ir. Pero sinceramente priorizamos otros sitios mucho más.

Viaje a San Francisco
Viaje a San Francisco

Así como en su momento todos me hablaban mal de Los Ángeles, como comenté en mi post, por el contrario, cuando mencionaba a San Francisco todos me hablaban maravillas de esta ciudad. Me decían que me iba a encantar, que es una ciudad espectacular, una de las más lindas de Estados unidos, y tantas cosas más.

A mí en lo personal nunca me llamó la atención. Siempre supe que es una linda ciudad y que tiene muchos sitios interesantes que ver, pero aun así no me motivaba conocerla. Por lo que sinceramente no quería gastarme tantos días en este lugar. La persona con la cual viaje justamente pensaba todo lo contrario que yo, pero tampoco nunca había estado allí como para saber si estaba en lo cierto.

El primer día que llegamos la ciudad se veía imponente, edificios enormes, trafico, gente por todos lados. Calles en subida y bajadas lo cual era algo que hacía tiempo no veía. Al llegar al hotel nos llevamos la primera sorpresa cuando nos dijeron que no había estacionamiento allí, sino que nos podían recomendar uno o buscarlo nosotras, aclaración, los estacionamientos en San Francisco son carísimos, así que aquí la primera cosa negativa de nuestro viaje.

Al volver caminando hacia el hotel nos sorprendimos al ver la cantidad de gente desequilibrada que había por la calle. Estuve en Nueva York así que puedo decir que no es algo que me sorprenda ya que se ve bastante seguido, pero creo que San Francisco se gana el premio de cantidad de personas con problemas mentales por metro cuadrado.

Solo en un tramo de unas dos o tres cuadras nos encontramos como con tres personas a los gritos y revoleando cosas por los aires. Eso nos dejó bastante en shock. Ya que muchas veces hasta le gritan a la gente que pasa, y la situación se pone un poco peligrosa.

Situaciones como estas se repitieron varias veces a lo largo de mi corto viaje a San Francisco. Viví muchas situaciones desagradables al punto que por momentos te daba miedo caminar por la calle porque no sabias con que te ibas a encontrar. Teníamos el auto de alquiler, pero al mismo tiempo en varias ocasiones caminamos, obviamente. Por lo que te da en cierta medida sensación de inseguridad. Porque es cierto que en esos casos uno intenta no mirar, ni prestarles atención, e ignorarlos, pero tampoco sabes cómo pueden reaccionar. No sé si tuve mala suerte y justo me moví por las zonas así, o si realmente pasa en casi toda la ciudad.

Encontré muchas similitudes con Los Ángeles en cuanto a las cosas negativas. Como lo mencionado anteriormente y también obvio problemas de drogas. Supongo que esto tiene que ver con que ambas ciudades pertenecen al mismo estado, California. Por lo que ambas ciudades están gobernadas por el mismo partido político. No podemos negar la responsabilidad que tienen con este gran problema en sus calles.

Otra de las cosas que ví también, pero esto ya fue el día que estábamos dejando la ciudad, de mañana cerca del mediodía. Habíamos parado en un semáforo y al lado de nosotras justo donde había una parada de colectivo. Justo ahí vimos como 3 personas jóvenes, se estaban inyectando drogas, así al frente de todo el mundo, plena luz del día. Situaciones similares a las que mencioné en mi post de Los Ángeles con la diferencia que esta no era zona de carpas y ranchos sino una calle común.

Mi intención con esto no es hacerle mala propaganda a la ciudad ni tirar mala onda de cada lugar que visito. Tampoco decir que no vale la pena conocerla o que es peligroso visitarla. Simplemente me gusta dar mi opinión sincera de cada lugar que visito y también contar las cosas que me pasaron en el caso que me hayan pasado varios acontecimientos. Sigo sosteniendo que es un lugar imprescindible en tu viaje por la costa oeste y obvio que hay que visitarlo. Lo mejor es siempre ir con cuidado.

Aconsejo tener internet en el celular para poder usar Google maps. Ya que a la hora de querer salir y continuar camino teníamos que tomar la autopista y no se imaginan lo difícil que es encontrar la subida. Habíamos marcado la ruta en el mapa entonces es fácil mientras la vas siguiendo siempre y cuando no te equivoques ya que si lo haces no se va a redireccionar. Fue una misión imposible. Tuvimos que volver en dos ocasiones hasta el hotel frenar un minuto y bajarme del auto para poder enganchar la conexión de internet y marcar nuevamente la ruta.

san francisco
san francisco

Para finalizar después de haber dado un breve pantallazo de lo mas destacado de mi viaje quiero decir que después de mi viaje a San Francisco mi pensamiento de la ciudad no cambió. Es decir, antes de conocerla no me llamaba la atención y tampoco tenía muchas ganas de visitarla. Y después de estar caminando por sus calles sigo sosteniendo lo mismo. Es una hermosa ciudad, no pongo en debate eso, pero a mi personalmente no es una ciudad que me haya deslumbrado. Reconozco que no soy fácil de deslumbrar, pero por ejemplo Los Ángeles que no tiene la imponencia de San Francisco, y si tiene mucho de los mismos problemas, sin embargo me enamoró.

La persona que viajó conmigo que pensaba que le iba a encantar mucho la ciudad cambió de opinión después de su visita. Y más allá que le gustó no es un lugar al que le dan ganas de volver.

Deja un comentario