Viajar a Medjugorje, mi experiencia

Ese sitio especial donde ocurren cosas especiales. Despuès de varios dìas en este lugar puedo contar todo sobre viajar a Medjugorje y mi experiencia allí.

Viajar a Medjugorje
Viajar a Medjugorje

Seguramente muchos ni siquiera lo conocen ni jamás lo escucharon nombrar. Pero Medjugorge es un pequeño pueblo ubicado en Bosnia y herzegovina. Se encuentra muy cerca de la frontera con Croacia y a unos 25kilometros al sur de Mostar. Tiene aproximadamente 4000 habitantes. También Medjugorje es un sitio muy popular al que viajar sobre todo para los creyentes.

¿Por qué es tan famoso este pueblo? Sé que muchos se estarán preguntando ¿famoso? pero si nunca lo escuché nombrar en mi vida. Bueno… diría que es famoso mundialmente, pero en el ámbito religioso principalmente. Ya que se supone que en esta localidad se les habría aparecido diariamente la Virgen María a seis jóvenes desde el 24 de junio de 1981.

No necesariamente tenés que ser religioso para tener interés en viajar a Medjugorje. Con que te interese el tema sobrenatural yo creo que es suficiente. Ese fue mi caso, soy católica, bautizada, tomé la comunión y la confirmación, también fui a Colegio de monjas, ah y dato no menor cuando era chica me obligaban a ir a misa…. Tal vez eso causó que hoy en día no sea practicante y tampoco me considero muy religiosa. Pero debo decir que aún creo en Dios. Es algo que siento que se va apagando día a día, pero sí, aún creo. Y desde que escuche sobre Medjugorje y sobre las historias que supuestamente acontecieron siempre tuve curiosidad y muchas ganas de viajar, conocerlo y tener mi propia experiencia.

¿Cuáles son todas las cosas que se suponen que pasaron en este lugar? La frase más pronunciada es que Medjugorje es un sitio especial donde ocurren cosas especiales. Y recuerdo una amiga contando la experiencia inexplicable que le pasó a su tía en Medjugorje. Imagínense que eso fue hace más de 10 años y todavía lo recuerdo. Fue una de las tantas cosas que logro intrigarme con este lugar. Otras de las experiencias que mucha gente tuvo fue haber percibido perfume de rosas en el monte de las apariciones, y en diversas zonas de Medjugorje, después mucha gente puede ver las mismas figuras en el cielo, gente no religiosa que se terminó convirtiendo después de visitarlo, curaciones, etc.

Mi experiencia en Medjugorje
Mi experiencia en Medjugorje

Fue cuando vivía en Europa que decidí viajar a Medjugorje, ya que justo tenía unos días libres. Justamente fue cuando empezaron mis ganas de viajar a lugares menos populares. Me tomé un vuelo a Dubrovnik, Croacia. Estuve ahí una noche y al día siguiente me tomé un colectivo hacia Medjugorje. La estación de bus estaba cerca del hotel donde me estaba alojando entonces decidí caminar con mi bolso desde el hotel hasta la estación ya que solo era media hora.

Como me pasa muchas veces y más en ese tiempo que no estaba tan canchera con los viajes, me perdí. Hacía mucho calor, y terminé dando vueltas por más de una hora, pero gracias a las indicaciones de algunas personas que me encontré en el camino pude llegar. Siempre soy bastante exagerada con la puntualidad y salgo mucho tiempo antes por las dudas por lo que no tuve problemas en llegar en horario a pesar de la demora.

En la estación prácticamente no había nadie, solo una señora. Al ratito de estar ahí esperando me empieza a sacar charla. Era de Los Angeles y viajaba todos los años a visitar este pequeño pueblo de Bosnia. Me contó toda su experiencia, todo lo que podias ver allá, que tuvo muchos milagros en este lugar y mucha fe en la Virgen de Medjugorje lo que la hacía volver año tras año. No me dio muchos detalles, pero me dijo que todo lo que se decía del lugar era real y que ella era testigo de eso. Nadie se lo había contado, sino que ella lo vivió.

Fui con muchísima curiosidad, como ya dije, fue el mayor motivo que me llevo a viajar a Medjugorje. Tenía muchas expectativas. Y sinceramente creía mucho en el lugar y en todo lo que se vivía ahí. Es más, los días que estuve allá estaba esperando que algo pase, sentir el perfume de rosas, que vea algo fuera de lo normal. Y tal vez por las altas expectativas que tenía e irreales porque tampoco es algo mágico que pasa así no más. Por lo que me decepcioné. A diferencia de la mayoría de gente que viaja que siempre algo bueno saca de eso, o su vida cambia positivamente, yo no note nada de eso. Es más, creo que después del viaje me volví menos creyente de lo que era.

Soy una persona bastante desconfiada de todo y al estar ahí, visitar los lugares, ver la gente haciendo fila para tocar las estatuas de la Virgen, gente llorando y rezando, etc, no sé, no me gustó. Sinceramente me pareció todo un circo. No digo que lo sea, pero es lo que yo sentí en ese momento. Mas allá que yo no fui por razones religiosas, hacia mucho que conocía la historia y todas las cosas que pasaban en ese lugar y en cierta medida lo creía. Creía que era una especie de lugar mágico.

Ahora voy a contaré mi experiencia en cada punto que hay para ver:

– El primer lugar que ver en Medjugorje es el Monte de la Cruz, Krizevac:

En este monte hay una gran cruz de hormigón de casi 9 metros de altura. Fue construida el 15 de marzo de 1934, en conmemoración de los 1900 años de la muerte de Jesús. El monte mide 520 metros de altura y para subir hasta la cima te lleva alrededor de 40 minutos si mal no recuerdo.

monte de la cruz krizevac Medjugirje
Monte de la Cruz Krizevac Medjugorje

Subí por la tarde, hacía mucho calor entonces esperé un poco a que el sol no esté tan fuerte. El camino no es tan sencillo ya que hay muchas piedras, y en subida, claramente. Se puede hacer, obvio, pero tenés que ir con cuidado. Cuando llegué a la cima había solo dos personas, al rato se fueron ya que no faltaba mucho para que oscurezca. Yo estaba cómoda, tranquila, viendo el paisaje, la cruz, esperando mi experiencia sobrenatural (ja ja) y no me pareció tener que bajar tan rápido. Me quedé ahí sentada descansando, esperando y sacando algunas fotos. Me estaba dando cuenta que cada vez se hacía un poquito más oscuro, pero no me preocupaba.  

Finalmente oscureció completamente. Y ahí estaba yo en la cima de la montaña sola, a oscuras, y tenía que bajar por un camino de piedras nada menos que 40 minutos. No me había hecho mucho problema porque total mi celular tenía linterna. Pero al bajar me empezó a dar miedo, empecé a pensar si tal vez no había algún animal salvaje, alguna serpiente, o alguna araña que justamente salen a la noche y por ahí se cuelgan de las ramas de los árboles y podía tirarse encima mío cuando yo pasaba. También me puse a pensar que podía haber algún loco suelto… aunque eso era Medjugorje, no se suponía que pase nada malo, no?

La cosa es que después de comenzar a bajar y empezar a pensar todo eso decidí apurarme, y empecé a bajar corriendo, iba alumbrando el piso y justo vi una araña así que la esquive, obviamente más allá de la fobia que les tengo nunca las mataría.  Y menos todavía cuando ella está en su casa y yo soy la intrusa. Aprovecho para hacer esa aclaración ya que muchos piensan que tener miedo a algún bicho es justificación para matarlo.

Viajar a Medjugorje  - Monte Krizevac de dia
Viajar a Medjugorje – Monte Krizevac de dia

Así que seguí bajando ya corriendo un poco más fuerte, me resbalé un par de veces, y me caí, también un par de veces, gracias a Dios no me rompí la cabeza. Y finalmente después de todo llegué al final. Fue uno de los momentos donde más aliviada me sentí. Pensándolo ahora tal vez el milagro que tuve en Medjugorje y que no supe ver fue que baje corriendo de una montaña y un camino lleno de piedras y no me paso nada.

– Monte Podbrdo, la montaña de las apariciones es el segundo lugar de esta lista que ver en Medjugorje:

Este lugar es donde se supone que la Santísima Virgen María se apareció antes los seis jóvenes. No recuerdo cuanto mide este monte, pero sí que es mucho más bajo que el monte de la cruz. Y llegar lleva menos tiempo. Había muchas personas y me quedé un ratito ahí esperando sentir el perfume de rosas o ver algo pero no pasó ninguna de las dos cosas. Lo que si sucedió es que una chica que estaba ahí con un grupo de gente me regaló un rosario. No fue un milagro, pero fue un lindo gesto.

monte podbrdo medjugorje
monte podbrdo medjugorje

– Parroquia de Santiago Apóstol de Medjugorje

Su construcción fue terminada en el 1969, una Iglesia muy grande para lo que en ese momento era un pueblo de solo 400 personas. Lo cual fue extraño, pero se dice que el arquitecto había dicho que vio en sueños que en el futuro quedaría pequeña. Y así fue.

Parroquìa Santiago Apóstol - Viajar a Medjugorje
Parroquìa Santiago Apóstol – Viajar a Medjugorje

Se dictan misas en varios idiomas, ya que este pequeño pueblo recibe 1millon de visitantes anuales. También es posible confesarse en alguno de los más de 50 confesionarios que hay en el exterior de la Iglesia, en varios idiomas.

Yo quise vivir la experiencia completa y me confesé en Medjugorje. Eso sin dudas fue un milagro ya que yo no me confesaba hacía más de 10 años, fácil. Tampoco tenía planes de hacerlo si no hubiese sido porque estaba ahì. Cuando fui no había mucha gente y las puertas de cada confesionario tenían un cartel con el idioma. Cuando llega mi turno me encuentro con un cura italiano que hablaba perfectamente español. No solo me confesé, sino que también me puse a charlar con el de otras cosas y me termino dando una tarjetita con su número de teléfono y mail. Y me dijo que le escribiera. Él estaba de misión en el Congo normalmente cuando no estaba en Medjugorje.

Allá me estuve hospedando en una hostería. Los dueños eran muy amables. Recuerdo que el último día el señor se ofreció a llevarme a la estación de colectivo. Y encima el colectivo salía muy temprano, tan temprano que todavía era de noche. Al llegar veo que ya había un colectivo ahí por irse, me dio miedo que sea el mío, lo cual era bastante poco probable porque todavía faltaba tiempo para que sea el horario. Pero bueno eso tiene que ver con mi exageración con la puntualidad. Entonces el señor de la hostería frenó con el auto frente al bus para no dejarlo irse y le preguntó pero no era mi colectivo por suerte.

Cuando me bajo en la estación me encontré nuevamente con esta señora de Los Angeles que también se tomaba el mismo colectivo que yo el mismo día y horario. Durante mis días allá no la había cruzado, me había dicho donde se hospedaba para que pasara, pero se me complico encontrarlo porque me había olvidado el nombre así que no pude ir.

Como conclusión de toda mi experiencia al viajar a Medjugorje quiero decir que vale la pena el viaje, no solo por su historia sino también por lo que podes ver. Siempre vale la pena conocer un lugar nuevo y más un lugar como este, con toda la historia que tiene. Religiosos o no religiosos da igual. Mas allá de lo que dije anteriormente que en algunos momentos (porque no fue siempre) sentí que era un circo, o que no me había gustado. Es más algo personal mío. Tal vez por mis altas expectativas, porque esperaba ver un montón de cosas lo cual es bastante infantil de mi parte. Que no haya visto o sentido nada no significa que no exista.

Sinceramente no sé si la historia es real o no, o si es real solo una parte de ella, no lo sé, ni tampoco soy quién para decidirlo. Me parece que siempre hay que respetar y no juzgar. Si hay gente que lo cree, si hay gente que le hace bien viajar a este lugar, entonces, es algo bueno. Es verdad que después de viajar a Medjugorje me provocó el efecto contrario que esperaba. Pero pasaron muchos años y hoy en día pienso que volvería y le daría una segunda oportunidad.

Aclaración: actualizaré las fotos en unos meses. No estoy en mi país y las fotos de este viaje las tengo en algún pendrive, así que lamentablemente no puedo subirlas todas ahora. Pero creo que son imporantes para reflejar toda mi experiencia en Medjugorje.

Deja un comentario